Porqué me hice donante de médula

El reportaje que aparece en este blog me parece estupendo, me identifico por completo con él. Lo que contaré será porqué acabo de hacerme donante de médula.

En aquella época (más de 20 años) se salvaban pocos niños con leucemia. La única oportunidad era la del trasplante de médula de un hermano… no existían las posibilidades de ahora. Gracias a que yo tenía la médula compatible se pudo continuar con la lucha por vencer la enfermedad… y lograr que mi hermano se curara.

Para que un cuerpo pueda aceptar la médula de otra persona, esta debe ser más que compatible, y si no siempre es fácil tener un hermano con una médula tan parecida, imagina de cualquier otra persona… por eso se crea el registro mundial de donantes de médula. Me parece una iniciativa fantástica. Es difícil que haya alguien en apuros en el mundo, que necesite una médula y que la tuya sea compatible… pero justamente eso es lo que hace especial la donación de médula. Tú, y casi casi solo tú tienes la llave para que una persona tenga una posibilidad de curarse.

Puedo imaginar la tremenda felicidad de los padres, de los familiares, de los amigos… por supuesto del paciente, cuando les comunican que han encontrado un donante compatible. Se les abre un camino, la posibilidad de que con aquella médula el paciente, el hijo, el hermano, el amigo pueda salvarse. Puedo entender perfectamente cuando en el reportaje de TVE del blog uno de los donantes dice que se sintió orgulloso, se alegró (después de un primer pequeño “susto”) de que él iba a participar para ayudar a un paciente, a darle esperanzas.

Por eso es tan importante, es un gesto con una recompensa tan enorme que animo a todos a apuntarse a ser donante, y en este caso de médula.

¡Saludos!



style="display:inline-block;width:300px;height:250px"
data-ad-client="ca-pub-1272903525372484"
data-ad-slot="6003577372">

Los comentarios están cerrados.